asesoria valenciaAUTONOMOSherenciasley de autonomosNoticias

Uno de cada diez herederos valencianos renuncia a su legado para eludir deudas

Herencias Abogados
Urbanoconsultores

El abandono de patrimonios aún crece por los números rojos y el tiempo de venta de los pisos, aunque a menor ritmo que en la crisis

Cerca de cuatro mil personas renuncian cada año a su herencia en la Comunitat Valenciana. Las frecuentes deudas y el tiempo necesario para vender una vivienda explican por qué uno de cada diez potenciales herederos optan por desentenderse de su legado.

La última gran crisis económica y financiera disparó el riesgo de que una herencia se convierta en un regalo envenenado y las renuncias se han cuadruplicado. Según datos del Colegio Notarial de Valencia, de apenas 851 en 2007 se pasó a las 3.609 registradas en la Comunitat a cierre de 2016, y en la primera mitad de este año, se superaron las dos mil.

Los motivos más comunes para rechazar el legado de un familiar son la proliferación de los números rojos y la resaca del estallido de la burbuja inmobiliaria, ya que los inmuebles aún no se venden tan rápido como antes ni a precios que garanticen suculentas ganancias. Pese a la reactivación del mercado, los herederos siguen pensándoselo dos veces antes de aceptar una herencia cuyo único atractivo sea una o varias viviendas hipotecadas a las que quién sabe cuánto tardarán en dar salida, sobre todo porque deberán liquidar el impuesto de su bolsillo.

Los notarios detectan un incipiente cambio de tendencia por la reactivación inmobiliaria

El decano asegura que la factura fiscal apenas influye, a diferencia de lo que sucede en las donaciones

No obstante, empieza a detectarse una cierta recuperación también en este ámbito, según constata el decano de los notarios valencianos, Francisco Cantos, que subraya la ralentización del crecimiento de las renuncias a legados.

En el primer trimestre se contabilizaron 937 renuncias en las tres provincias, un 11,5% más que en el mismo periodo de 2016, mientras que en el segundo, el incremento interanual se situó en el 2,89%. Según los últimos datos disponibles, los 2.004 casos de abandono de patrimonio registrados en la Comunitat Valenciana en el primer semestre representan un 10,3% del total de herencias, teniendo en cuenta que hay quienes no la realizan en el momento, como las familias que dejan el usufructo al viudo y no se reparten el legado hasta que fallece.

Más hipotecas
«Las herencias siguen estando muy endeudadas y los herederos no quieren responder con su patrimonio, pero la cantidad de renuncias crece mucho más ligeramente», apunta Cantos, que vincula esa leve mejoría con el repunte de la concesión de hipotecas y la proliferacíón de las compraventas tradicionales. «Antes pasábamos meses sin vender una vivienda en condiciones normales, sólo por necesidad de los vendedores, y ahora empieza a haber compradores buscan una vivienda más grande, por ejemplo», comenta.

Según el decano de los notarios valencianos, es pronto para que la recuperación del mercado inmobiliario se traslade a la renuncia de herencias porque el temor a verse arrastrado por las deudas contraídas por los parientes sigue estando presente, pero ya se aprecia un incipiente cambio de tendencia, por ahora, en forma de ese menor crecimiento.

La cifra 6,7 % aumentaron las renuncias a herenciasen la Comunitat a cierre del primer semestre respecto al mismo periodo del año anterior, con 2004 casos frente a los 1.877 de 2016, según datos del Colegio Notarial de Valencia. Tras haberse cuadriplicado en la última década por la crisis, siguen en cifras anormalmente altas pero su crecimiento empieza a ralentizarse.

Cantos insiste en que detrás del todavía atípico volumen de renuncias subyacen la crisis y la incapacidad del mercado para absorber las viviendas con la rapidez de antaño, mientras que la factura fiscal apenas influye, a diferencia de lo que sucede con las donaciones. Aunque heredar cuesta el doble que hace un año porque el Consell redujo del 75% al 50% la bonificación para hijos mayores de 21, cónyuges y ascendientes, el decano asegura que «la herencia que paga impuestos es residual, hay pocas a hermanos o sobrinos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *